La Cátedra de Psiquiatría de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción lanzó este miércoles una campaña de difusión a través de redes sociales denominada "40x60" "1 Minuto para Prevenir", en conmemoración al Día Mundial para la Prevención del Suicidio, que se recuerda cada 10 de setiembre. La misma cuenta con el apoyo de la Cátedra de Psicología Médica, el Dpto. de Salud Mental, el Dpto. de Psiquiatría de la Infancia y la Adolescencia y el Grupo Salud Mental y Educación del Comité Científico del CONACYT ante la contingencia del Covid-19.


El Prof. Dr. Julio Totales, jefe de Psiquiatría del Hospital de Clínicas, explicó que este año la  campaña persigue tres objetivos: recordar que cada 40 segundos se produce un suicidio a nivel mundial; enfatizar en la prevención del suicidio, un profesional de la salud mental puede intervenir antes de que la persona atente contra su vida; de ahí la importancia de la prevención; y en tercer lugar, insistir en invertir más tiempo en las personas.

“Dediquemos un poco de nuestro tiempo todos los días, hablando con las personas que nos rodean, preguntándoles como se sienten, si necesitan que alguien les escuche y ayudarles a que puedan acceder un profesional capacitado, ya sea psiquiatra o psicólogo. De ahí surge el lema de “40×60”; son sesenta segundos de nuestro tiempo invertido para evitar que esta pandemia de suicidios que se da cada 40 segundos siga sucediendo, eso es lo que queremos evitar durante esta campaña”.

El profesional expresó que el suicidio puede ser la derivación fatal de múltiples patologías mentales, pero también por situaciones en que la persona se siente cansada de vivir. Asimismo indicó que el 90% de los casos está asociado a una enfermedad mental de base, y  la más frecuentemente asociada al suicidio, es la depresión.

Signos de alerta

Algo que debe llamarnos la atención es el comportamiento de la persona, si mantiene con ánimo deprimido, irritable, se aísla, si deja de comunicarse con sus seres queridos y con su familia, tiene baja productividad en el trabajo, comportamiento arisco o irritable, o si comienza a despedirse o a postear publicaciones negativas en sus redes sociales, son algunos elementos  que emergen rápidamente.

Generalmente la persona que está entrando en un cuadro depresivo grave tiene tristeza todos los días, durante la mayor parte del día y se acompaña de anhedonia, que es la incapacidad de sentir placer ante las cosas que anteriormente la provocaban cierto interés o satisfacción como la comida, el sexo, estar con amigos y comienzan a denotar apatía o falta de entusiasmo y motivación.  “En esas situaciones la persona generalmente siente que nada tiene sentido y viven con desesperanza en el futuro y culpan al presente, pareciera que la energía, la alegría, las ganas de vivir se esfuman y es ahí donde tenemos que intervenir, acercarnos y preguntar a tiempo”.

Por lo que resaltó la importancia de estar atentos a esos cambios en la conducta y la necesidad de acercamiento hacia esa persona que está atravesando por una situación difícil. “Debemos acercarnos y preguntar en qué podemos ayudar, sin profetizar, sin sermonear ni hacer juicios de valor, sino decir acá estoy, yo te escucho, vamos a consultar”, remarcó.

 El docente insistió en que la depresión no es una cuestión de debilidad mental o de falta de fuerza de voluntad, es una enfermedad y como cualquier enfermedad física debe ser enfrentada con el objetivo final de recuperar la salud. Porque la salud no es la ausencia de enfermedad sino el completo estado de bienestar físico y mental.

Es por ello que debe tener el mismo trato digno que una enfermedad física. Y por sobre todo, entender que no se trata de una cuestión de debilidad mental o de falta de voluntad, sino que trae consigo causas biológicas, psicológicas y sociales que hacen que una persona pueda o no desarrollar un trastorno mental, pero que a su vez estos tienen tratamiento.

“Todos los trastornos mentales se diagnostican, todos se tratan, la mayoría son curables y los que no se curan se controlan, ese debe ser nuestro mensaje. Tenemos que dejar de estigmatizar a la salud mental, que es igual de importante que la salud física porque los seres humanos somos dualidad mente-cuerpo, y toda enfermedad física influye en la mente y todas las enfermedades mentales influyen en lo físico”, recalcó el especialista.

Es por eso que este año, desde la Cátedra de Psiquiatría, decidieron apelar a la difusión de la campaña mediante la utilización de redes sociales, compartiendo información gráfica y utilizando los hashtags #40×60 #1MinutoParaPrevenir. Así también a realizar videos cortos de menos de un minuto de duración sobre la importancia de hablar sobre el suicidio y de acudir en busca de ayuda profesional.

Cabe destacar que el Servicio de Psiquiatría del Hospital de Clínicas no se ha visto afectado durante la pandemia por Covid-19, al contrario, el nivel de atención aumentó exponencialmente debido a que justamente muchas personas debutaron con alguna patología mental a raíz de toda esta situación, sumado a pacientes que ya se encontraban afectados y controlados, pero cuyos síntomas se fueron exacerbando con la cuarentena, ya sea por miedo a la infección, la incertidumbre, los problemas económicos, la violencia familiar, entre otros factores.

El primer sistema de atención que ofrecen es de Contención Telefónica 24 horas al día, los 7 días a la semana, a través del (0962) 440-001. En caso que el paciente requiera de  seguimiento, se le invita a ingresar a la plataforma Timify para agendamiento de consulta a través del sistema de telemedicina. La plataforma https://www.timify.com/es-cl/profile/telepsiquiatria/?v=4) ofrece consultorio de psiquiatría de adultos, primera vez y controles, psiquiatría de la infancia y de la adolescencia psicogeriatría, telepsicología, psicodermatología, clínica específica para trastorno obsesivo compulsivo, la clínica específica para trastorno de control de impulso, tratando de abarcar todas las áreas de la psiquiatría. Y en el caso que requiera de alguna consulta presencial, se le indica al paciente que ingrese por el Servicio de Urgencias para consultar con médicos de guardia de Psiquiatría, con todas las medidas de seguridad.

Compartí: