Descargar el Audio

El médico forense Cristhian Ferreira, quien inspeccionó a las dos menores abatidas durante un enfrentamiento entre la FTC y el EPP, manifestó que de uno de los cuerpos se extrajo casi 180 municiones y del otro aproximadamente 200. Asimismo dijo que los funcionarios de Criminalística realizaron la prueba de parafina para determinar cuantos disparos efectuaron.


El forense además mencionó que encontraron ambos cuerpos boca para abajo, por lo que presumen que ambas adolescentes estaban huyendo del tiroteo. Asimismo dijo que una de ellas portaba dos armas y que la persona que las disparó probablemente estaba entre 10 a 20 metros de ellas.

Compartí: