Hoy, 5 de septiembre de 2020, Freddie Mercury debería cumplir 74 años. No pudo ser. Entre la seguridad y la libertad, el eterno cantante de Queen eligió siempre, o casi siempre -los absolutos no existen- la segunda opción. Vivió como quiso, al menos todo el tiempo que pudo; y murió de la mejor manera que pudo, que probablemente haya sido como quiso que fuera.


Aunque nació en Zanzíbar, que fue un protectorado Británico durante muchos años, el cantante, compositor y pianista pasó gran parte de su infancia en la India.

Sus padres, Bomi y Jer Bulsara, provenientes de Bombay, lo anotaron en el Internado St. Peters. En esa institución Mercury comenzó sus primeras incursiones en la música, le dedicó gran atención al piano, instrumento que nunca abandonaría en sus futuras composiciones.

La familia dejó India en 1964 y partió rumbo al condado de Middlesex, en Inglaterra. El debut como cantante de Mercury en suelo inglés fue con Wreckage, una banda de blues en la que no duró mucho tiempo, pero le sirvió de puente para elaborar el inicio de su destino musical.

En paralelo, estudió diseño gráfico en el Ealing College of Art. La historia de Queen comenzó cuando un compañero de estudio de Freddie le presentó al baterista, Roger Taylor; y al guitarrista Brian May, quienes tenían otra banda, Smile. Luego de ese encuentro, ante la decisión de Staffell de dejar la banda, comenzaría a conformarse Queen. En marzo de 1971, la banda se completó con el ingreso del bajista John Deacon.

En 1973 publicaron su primer disco, Queen, con los sellos EMI y ElekraDesde ese momento, comenzarían a marcar un antes y un después en el rock británico, mientras delineaban un sinuoso camino de búsqueda y goce musical. La base fue el rock, lo demás, una cuestión de deseo y capricho; y en ese mar, Mercury supo cómo nadar todos los estilos y corrientes.

Posiblemente haya sido Rapsodia Bohemia, uno de los himnos de Queen, aparecida en 1975, la primera llave de la puerta a la masividad. Pero no fue la única. Keep Yourself AliveKiller QueenLove of My LifeWe Are the ChampionsDon’t Stop Me Now Another One Bites the Dust también hicieron lo suyo, en ese derrotero. Y no fue poco.

El 23 de noviembre de 1991, a sólo 24 horas de su muerte por complicaciones derivadas del VIH, Freddie Mercury emitió un comunicado público para anunciar que había contraído la enfermedad. Él decidió que fuera así. Y así fue. La leyenda, en cambio, sigue aquí. También fue él quien lo decidió de ese modo. Así que, feliz eternidad, Freddie.

 

Fuente: Clarin

Compartí: