Descargar el Audio

El médico forense Pablo Lemir confirmó que la autopsia practicada este sábado en la morgue judicial a los cuerpos de las niñas muertas en el enfrentamiento entre la FTC y el EPP arrojó el resultado de que las menores tenían 11 años y meses. 


Explicó que una de las niñas tiene mayor desarrollo fisionómico, lo que da una percepción de que una de ellas es mayor, los dos cuerpos tienen desarrollo diferente a pesar de tener más o menos la misma edad. Una mide 1,75 y la otra 1,55, la primera es la que aparenta ser mayor y que está más desarrollada.

Dijo que no hay rastros de tortura o atadura, violencia sí porque tienen rastros de los disparos. Además agregó que se tomaron nuevas muestras de ADN.

Con respecto al primer informe de las autoridades, dijo que las edades no coinciden pero el resto del informe sí. Justificó este desfasaje con la falta de equipos que hay en la zona y sostuvo que esto puede causar los errores.

María del Carmen Villalba tenía una herida de bala en el cuello, es la que le causó la muerte y tiene otra herida en el abdomen de adelante para atrás, se le extrajo la bala de cerca de la región lumbar y tiene un refilón en la cara.

Lilian María Villalba tenía disparos de atrás para adelante en el dorso, los que serían causante de la muerte. Además tiene una herida frontal en la región del hipogastrio y otra en el muslo. Tenía seis impactos y un refilón.

Compartí: