Descargar el Audio

El señor Julio Winkle, de la Cámara de Comercio de Pedro Juan Caballero, manifestó que varios de los comercios de la zona deben regalar o dar sus mercaderías para seguir sobreviviendo y evitar más pérdidas económicas. Añadió que varios locales continúan abiertos pero funcionan con la menor cantidad posible de empleados cuyo salario se reduce al menos hasta el 50%.


Asimismo dijo que se están preparando para seguir sobreviviendo económicamente hasta el diciembre y que tienen la esperanza de que las fronteras se abran completamente en enero o febrero del próximo año.

Agregó que en julio lograron subir hasta ocho puntos específicos de Pedro Juan Caballero para entregar las pocas ventas hacia el lado brasileño, donde la circulación no está restringida, por lo que tienen cierto sustento económico.

 

Compartí: