Descargar el Audio

Este martes se realizó un allanamiento en un domicilio de Itacurubí de la Cordillera, donde criaban perros y luego, aparentemente, los faenaban para comercializarlos. La fiscala Noelia Montanía confirmó que según los indicios, los desangraban y que esa es la técnica utilizada para la carne de consumo humano. En el lugar se encontraba una mujer de 82 años, pero se presume que otras personas estarían implicadas.


Los vecinos dieron aviso a la Policía pero por falta de orden de allanamiento, no pudieron ingresar al domicilio en un primer momento pero se logró salvar a un perro gravemente herido.

Posteriormente, la comitiva fiscal se presentó en el lugar y se incautaron numerosas evidencias como cráneos y huesos de animales, restos de carne, cuchillos, ganchos, incluso un arma de fuego, escopeta calibre 14 presumiblemente de fabricación casera. Además se incautaron dos celulares y se procederá al cruce de llamadas para determinar si hay más implicados en el caso.
La mujer identificada como Daría Martínez fue imputada por los hechos punibles de maltrato y crueldad Animal y se expone por este hecho a dos años de pena y por violación de la ley de armas, con una pena de hasta cinco años más.
«Recibimos videos muy fuertes de los vecinos. Se la ve a la señora faenando aparentemente un perrito. Rescataron a un perrito con tres puñaladas y otra perrita que está preñada. Ella manifestó que le estaba matando al perrito porque comió su pollito pero los vecinos manifiestan que no fue la primera vez, están alarmados», contó la fiscala.
La fiscala dijo que se sospecha de la comercialización de la carne, porque un veterinario explicó a la comitiva fiscal que cuando se cuelga a los animales y se los desangra es para consumo humano.
EhbwAH_X0AAHFpp EhbwADQWAAIQaRW Ehbv_EwXYAAW78R Ehbv_DiWkAEDWrn
Compartí: