China anunció hoy “restricciones recíprocas” contra diplomáticos estadounidenses después de que Washington anunciase que los emisarios chinos necesitarían aprobación gubernamental para reunirse con funcionarios locales u organizar ciertos eventos culturales.


Foto ilustrativa.

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores chino explica: “Para exigir a EE. UU. que revoque sus decisiones erróneas lo antes posible, China envió recientemente una nota diplomática anunciando restricciones recíprocas”.

Aunque no especifica las medidas adoptadas, la Cancillería sí apunta que tanto la embajada como todos los consulados -incluido el de la ciudad semiautónoma de Hong Kong-, así como sus empleados, se verán afectados.

“Estas medidas son la respuesta legítima y necesaria de China a las iniciativas erróneas de Estados Unidos”, agrega el documento, que indica que estas restricciones serán anuladas si Washington hace lo propio con los diplomáticos chinos en el país norteamericano.

Según Pekín, las últimas limitaciones anunciadas por el Gobierno dirigido por Donald Trump “infringen gravemente las leyes internacionales y las reglas básicas que gobiernan las relaciones internacionales, y perturban las relaciones entre China y Estados Unidos”.

El pasado 3 de septiembre, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, anunció una serie de nuevas restricciones a la actividad diplomática china en el país, elevando aún más las graves tensiones entre ambas potencias mundiales, cuyos lazos comenzaron a deteriorarse con el inicio de la guerra comercial que libran desde marzo de 2018.

A partir de ahora, los diplomáticos chinos en EE. UU. deben recibir autorización de Washington para visitar campus universitarios, mantener reuniones con funcionarios gubernamentales u organizar eventos culturales con más de 50 asistentes fuera de los recintos de las misiones del país asiático.

Pompeo también aludió a la reciprocidad y apuntó que, cuando China permita a los emisarios estadounidenses el mismo “acceso” del que gozaban los chinos en EE. UU., Washington levantaría las restricciones, que ya incluían la obligación para los diplomáticos del país asiático de informar con antelación de este tipo de visitas, aunque hasta ahora podían llevarlas a cabo sin autorización.

Este verano, los lazos diplomáticos entre Pekín y Washington pasaron por un momento delicado después de que EE. UU. ordenase el cierre del consulado chino en Houston (Texas, sur), a lo que China respondió clausurando la oficina estadounidense en Chengdu (Sichuan, centro). EFE

Compartí: