El agente fiscal Deny Yoon Pak, de la unidad 7, Especializada en la Lucha Contra el Narcotráfico y unidad 9, Especializada contra el Lavado de dinero y financiamiento del Terrorismo; Ysaac Ferreira unidad 2, Especializada en la Lucha Contra el Narcotráfico y Eduardo Royg, unidad 4, Especializada en la Lucha Contra el Narcotráfico imputaron a Julio César Duarte Servian por Asociación Criminal y Lavado de activos. Artículos 42 y 44, de la Ley 1340/88 (Ley de drogas) y su modificatoria Ley 1881/08; art. 196, inciso 1, del CP.


Antecedentes
En Brasil se creó una organización criminal dedicada al tráfico internacional de sustancias ilícitas, la que desde el año 2014 hasta la fecha traficó 19 cargamentos de cocaína, un total de aproximadamente 3 toneladas de dicha sustancia. La estructura criminal estaba integrada, entre otros, por EMIGDIO MORÍNIGO XIMENES, supuesto líder de la organización, y sus hijos JEFFERSON GARCÍA MORÍNIGO, KLEBER GARCÍA MORÍNIGO, quienes coordinaban las actividades ilícitas con su padre y ROBSON LOURIVAL ALCARAZ AJALA, quien actuaba como contador y tenía a su cargo la logística financiera del grupo.
En ese contexto, las personas mencionadas en el parráfo anterior se trasladaron a nuestro país, específicamente a la ciudad de Pedro Juan Caballero, Departamento de Amambay, a fin de radicarse en el país, desde el 2013 aproximadamente, con el objeto de constituir empresas con apariencias lícitas mediante el dinero producto de las actividades ilícitas desplegadas por la organización, a través de testaferros, quienes son personas del entorno familiar de los miembros de la organización y/o personas de su confianza. A tal efecto, a través de las empresas identificadas como ALFACOM S.A (playa de autos), Stylus Pet Shop (veterinaria) Grupo Factor S.A (empresa inmobiliaria), el mencionado grupo criminal, mediante ROBSON LOURIVAL ALCARAZ AJALA, concretaban sus movimientos financieros de carácter ilícito.
En tal sentido, ROBSON LOURIVAL ALCARAZ AJALA, actuaba como contador de la organización criminal y recibía de ésta, el listado de pagos que debían pagarse, los cuales eran concretados a través de envíos de dinero, utilizando personas que cruzaban la frontera desde Paraguay a Brasil, para despositarlos en agencias o correspondencias bancarias ubicadas en el vecino país, previa confirmación de que en las mencionadas entidades financieras ubicadas en Brasil, los integrantes de la organización criminal del citado país depositaban dinero.- Asimismo, el citado se encargaba de realizar contactos con entidades financieras para realizar operaciones de pagos de la logística necesaria para el grupo, los cuales en su mayoría se realizaban a través de la entidad financiera denominada ZAFRA CAMBIOS S.A., en coordinacion con JULIO CÉSAR DUARTE SERVIÁN, (accionista de la firma con un porcentaje de participación del 12,63 %), quien autorizaba las referidas transacciones.
De esta manera, aproximadamente desde el 2019, la casa de cambios ZAFRA CAMBIOS S.A actuaba como banco de la organización, puesto que través de la citada firma se realizaba cambio de dólares por real o real por dólares, retiro y entrega de efectivo, solicitud de depósitos a terceros, previo contacto entre ROBSON y JULIO CÉSAR, quien como ya se ha mencionado más arriba realizaba las autorizaciones, por lo que tenía conocimiento del origen ilícito del dinero de las mencionadas transacciones.
Igualmente, cuando ROBSON necesitaba hacer pagos a los operadores de la organización criminal, tales como parientes de presos por narcotráfico que se encuentran en Brasil y/o pagos de logística necesaria encomendados por la familia Morínigo, contactaba con JULIO CÉSAR, y éste coordinaba con personas colaboradoras del grupo criminal, quienes transportaban de manera física dinero, ya sea en dólares o reales, a fin de que depositen, principalmente, en las ciudades de Curitiba / PR y São Paulo / SP, para de esa manera no dejar registro entre la casa de cambio ZAFRA S.A y los miembros de la organización criminal.
Tras la concreción de los depósitos, las personas encomendadas remitían comprobantes de envío a JULIO CESA6R, éste a su vez los enviaba a ROBSON, y finalmente ROBSON reenvíaba estos documentos a un correo electrónico administrado por él mismo. También, en el mes de noviembre de 2019, JULIO CÉSAR realizó transferencia a través de banca por internet a una cuenta habilitada en el vecino país, siempre con el mismo fin.- Finalmente, ROBSON realizaba retiros de efectivo de ZAFRA CAMBIOS, siempre previa comunicación con JULIO CÉSAR, quien a su vez coordinaba las entregas de dinero con otros empleados, ya que ZAFRA CAMBIOS tenía resguardado el dinero perteneciente a la organización criminal.
Calificaciones jurídicas: Asociación Criminal y Lavado de activos. Artículos 42 y 44, de la Ley 1340/88 (Ley de drogas) y su modificatoria Ley 1881/08; art. 196, inciso 1, del CP

Compartí: