Turquía empezó este miércoles un ensayo clínico con unas 1.200 personas de una vacuna creada en China contra el coronavirus SARS-CoV-2, cuya primera fase se centrará en trabajadores de la salud.


Las autoridades administrarán hoy la primera dosis a entre 1.200 y 1.300 sanitarios y dentro de diez días se les administrará una segunda dosis, informó la emisora CNNTürk.

Turquía compartirá dentro de dos semanas los resultados del ensayo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Otros países como Brasil, Indonesia y Bangladesh están realizando pruebas con la misma vacuna china.

Si los resultados son positivos, las autoridades turcas quieren vacunar a unas 13.000 personas con enfermedades crónicas, especialmente vulnerables a la COVID-19.

Anteriormente, el ministro de Salud turco, Fahrettin Koca, había afirmado que Turquía participará en ensayos clínicos de fármacos candidatos a vacunas desarrolladas en Gran Bretaña, Alemania y Rusia.

El número de fallecimientos diarios por COVID-19 en Turquía se ha triplicado en las últimas semanas, al pasar de una media de 20 muertos diarios a más de 60, según datos del Ministerio de Salud turco.

Sanidad anunció recientemente que el país se encuentra en «el segundo pico de la primera ola» de la pandemia del coronavirus, con una media oficial de 1.700 casos diarios.

Sin embargo, el Colegio de Médicos de Turquía estima que el número real de infecciones es 10 veces superior. EFE

Compartí: