Descargar el Audio

El periodista, investigador y reportero de guerra de Colombia, Herbin Hoyos Medina recordó su dura experiencia cuando fue secuestrado por las FARC durante un reportaje. Relató que durante los 17 días que estuvo en cautiverio fue custodiado por niños de 12 años aproximadamente quienes desde pequeños ya eran sometidos a entrenamientos para alistarlos para el combate. “Los convierten en asesinos y en maquinas de guerra”.


«Las FARC reclutan niños desde los siete años en adelante, yo fui custodiado por guerrilleros que tenían 12 años y otros 14 o 15 años y yo les preguntaba cuantos años ya llevaban allí y me decían como cinco o cuatro años, es decir que fueron ingresados a edades muy pequeñas y eran los más duros en el combate», acotó.

«Los que tenían más agilidad para disparar eran ellos. Así los entrenan, el entrenamiento con los niños es absolutamente salvaje y cruel, los convierten en asesinos y en maquinas de guerra, los convierten en unos seres absolutamente despiadados», expresó.

«Una vez yo ya no podía caminar porque me corté el pie porque allí me tenían descalzo y  en un momento me caí y le dije al pequeño que me mate porque no iba a poder seguir, le tomé la punta del arma y apunté a mi cabeza y él lo iba a ser pero consultó a otro si podía hasta que le dijo que no ya que yo debía seguir con vida, si no fuera por eso me habría disparado. Los convierten en asesinos desde niños», comentó.

Contó que durante las noches cuando los niños se encontraban descansando, los adultos los despertaban para que hagan guardia y en algunas ocasiones se solían quedar dormidos y relató que si los adultos se daban cuenta de eso sometían a votación si se merecían el fusilamiento por ello.

Mencionó que los niños eran reclutados por las FARC bajó «mentiras» y cuando llegan en el lugar se «estrellan contra la cruel y criminal realidad de la guerrilla», les dicen que en las guerrillas van a poder jugar lo que los padres no los dejan, que allí no se los va a castigar y que tendrán una heladera llena de helados y de frutas. Agregó que según testimonios, en una ocasión lograron concentrar 300 niños.

Señaló que tras reclutar a los menores ingresan al entrenamiento de inmediato donde tienen que matar a uno o dos niños para que los demás tengan miedo y no haya desobediencia en el grupo.

El comunicador refirió que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia anteriormente secuestraban a los periodistas por la recompensa y por otro lado los mantenían cautivos durante un tiempo y luego los liberaban con el fin de que difundan sus ideas.

Compartí: