La Bundesliga comenzará mañana, con el duelo entre el Bayern y el Schalke para el que el público no tendrá acceso al estadio, mientras que durante el fin de semana a algunos partidos podrán asistir hasta 10.000 espectadores.


La regla general dice que se puede ocupar, si la situación local de la pandemia del coronavirus, hasta el 20 por ciento del aforo.

En la mayoría de los casos no se llega a su extremo y todo depende de un plan de bioseguridad biológica que debe recibir la autorización de las autoridades sanitarias locales, que pueden revocarla en cualquier momento.

En Múnich las autoridades locales decidieron dar marcha atrás a la decisión de permitir la asistencia de 7.500 espectadores debido a la situación actual en la capital bávara.

En Dortmund, en cambio, el sábado en la tarde podrán asistir al estadio hasta 10.000 espectadores para el partido del Borussia Dortmund contra el Borussia Mönchengladbach.

El domingo el RB Leipzig podrá recibir en su estadio a 8.500 espectadores para su partido contra el Maguncia lo mismo que el sábado el Werder Bremen en su duelo contra el Hertha Berlín.

Para el Colonia-Hoffenheim está autorizada la entrada de 9.200 espectadores, para el Stuttgart-Friburgo 8.000, para el Union Berlín-Augsburgo 4.300 y para el Eintracht Fráncfort-Arminia Bielefeld 6.500.

El Wolfsburgo el domingo solo podrá recibir a 500 espectadores para el partido contra el Bayer Leverkusen. EFE

Compartí: