Alemania castigará con hasta dos años de cárcel a quien fotografíe a víctimas mortales de accidentes o tomen imágenes en secretos a mujeres, bajo las faldas u otras actitudes no deseadas.


La cámara alta (Bundesrat) ratificó esta ley, dirigida tanto contra quienes toman fotografías, de forma espontánea, en lugares donde se ha producido un accidente o que, de forma deliberada, captan escenas que afectan a la esfera íntima.

Las penas a los infractores irán desde la sanción económica a las penas de cárcel.

Con ello se pretende luchar contra el uso, sea privado o para difundirlo a través de redes sociales, de este tipo de imágenes, consideradas atentatorias contra el derecho a la privacidad.

Hasta ahora, las penas contempladas por las fotografías en lugares donde había ocurrido un accidente se limitaban a personas vivas. Ahora se ha extendido a las víctimas mortales.

Tras superar el trámite parlamento y ser ratificada en el Bundesrat, la ley entrará previsiblemente en vigor dentro de este año.

La ley, elaborada por la gran coalición entre el bloque conservador de la canciller Angela Merkel y sus socios socialdemócratas, pretende subsanar las lagunas legales existentes hasta ahora en cuanto a fotografías íntimas o «indeseadas». EFE

Compartí: