El Gobierno del presidente de EE.UU., Donald Trump, ha abierto una investigación contra la Universidad de Princeton por discriminación racial después de que ésta admitiera un "racismo sistémico" en su campus, informaron este viernes medios locales.


La investigación abierta por el Departamento de Educación examinará si la admisión de racismo por parte del presidente de ese centro de estudios superiores, Christopher Eisgruber, significa que la universidad mintió anteriormente al asegurar que no discrimina a nadie por motivos de raza.

A principios de mes, Eisgruber escribió a la universidad que deseaba abordar el racismo «incrustado» en las estructuras de la escuela, los esfuerzos para combatirlo y examinar las políticas por las que se ha excluido a los estudiantes que no sean de raza blanca.

Según el presidente del centro, «el programa educativo de Princeton es y ha sido durante décadas racista».

«En Princeton persiste, como en nuestra sociedad, el racismo y el daño que éste causa a las personas de color, a veces por intención consciente pero más a menudo a través de suposiciones y estereotipos no examinados, ignorancia o insensibilidad y el legado sistémico de decisiones y políticas pasadas», escribió Eisgruber.

En una carta enviada esta semana, el subsecretario de Educación, Robert King, dijo a la universidad que ese reconocimiento contradice las garantías dadas anteriormente por el centro de que cumple las leyes contra la discriminación.

King advirtió a Princeton, un centro que recibe financiación con fondos federales, que pudiera ser objeto de sanciones económicas o de otro tipo como resultado de la investigación.

Princeton anunció que está cooperando con la investigación y que espera demostrar que no ha incumplido las leyes.

«Es lamentable que el Departamento (de Educación) crea que lidiar honestamente con la historia de la nación y los efectos actuales del racismo sistémico vaya contra de las leyes», dijo en un comunicado el portavoz del centro, Ben Chang.

La investigación sobre Princeton surge en momentos en que el presidente Trump ha propuesto la creación de una comisión para promover la «educación patriótica» con el fin de combatir las narrativas educativas de que «Estados Unidos es una nación malvada y racista». EFE

Compartí: