Con el objetivo de promover el desarrollo forestal sostenible y convertir al Paraguay en un productor competitivo a nivel regional, el Poder Ejecutivo promulgó la modificación y ampliación de la ley N° 515/94 que permite la exportación de madera de plantaciones forestales provenientes de especies exóticas.


La modificación de esta ley permite que los productos forestales de especies exóticas como el eucalipto o el pino, puedan ser exportados en rollos, trozos y vigas de maderas. La medida no afecta a los bosques nativos del Paraguay, que seguirán bajo el mismo régimen, es decir, protegidos con la prohibición.

Con esta modificación, Paraguay establece las condiciones necesarias para generar importantes inversiones en el sector productivo forestal. Además se asegura de disminuir la presión sobre los bosques nativos.

En cuanto a los beneficios de invertir en plantaciones forestales, se calcula que con una inversión de 2.500 dólares por hectárea, la tasa de retorno, en 10 años, es de 12.500 dólares por hectárea.

Asimismo, por cada 100.000 hectáreas de plantaciones forestales se genera alrededor de 40.000 puestos de trabajo en forma directa. De acuerdo a los m reportes del año pasado, en el país se han plantado entre 10.000 y 15.000 hectáreas.

La apertura del mercado internacional para la exportación de madera de plantaciones de especies exóticas promete no solo colaborar con el desarrollo económico y social, sino que también renueva constantemente los hoy llamados “sumideros de carbono”, colaborando así con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y el Plan Nacional de Desarrollo.

Fuente: Agencia IP

Compartí: