Descargar el Audio

Hace unos años se lleva adelante la denuncia de una familia donde sostienen que su hijo fue infectado con VIH luego de que se hiciera una transfusión de sangre en el INCAN. Al respecto, el abogado Rolando Villar lamentó la ausencia del Estado en la causa y afirmó que se encuentran ante un “Ministerio que no da la cara”.


«Lastimosamente se nota la ausencia del Estado, hubo promesas de todos ellos pero lastimosamente nos encontramos con un Ministerio que no da la cara, no hay una persona que pueda venir en representación. Estas personas están viviendo de la beneficencia de la gente, ayuda social y padrinazgos», indicó.

«Estamos con mucha lentitud de parte de las instituciones a quienes nos dirigimos para pedir los informes correspondientes. Mucha burocracia en la contestación de los oficios, mucha burocracia en la complejidad de la contestación, mucha pérdida de tiempo, mucho congelamiento, acá el Ministerio es el culpable y a través de ellos pasó esta situación y tarde o temprano poner y dar la cara», enfatizó.

Mencionó que anteriormente algunos funcionarios de la Cartera sanitaria acudieron hasta la familia del niño donde habrían prometido que se otorgaría una pensión graciable, sin embargo aseguró que hasta la fecha aún no fue desembolsada.

«Hasta a su padre l le pidieron que deje su trabajo por cuestiones de tabú. Sabemos como son nuestra gente», expresó.

Antecedentes:

La madre del menor denunció que supuestamente le transmitieron el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) a su hijo con cáncer, por medio de una transfusión sanguínea.  La madre del niño dice que su hijo fue infectado en el Instituto Nacional del Cáncer (Incan), el hecho habría ocurrido en el 2011 cuando tenía 4 años. El caso data desde hace 9 años.

Compartí: