Este miércoles, las agentes fiscales Nathalia Acevedo y María Isabel Arnold, de la Unidad Especializada de Lucha contra la Trata de Personas, encabezaron diligencias investigativas tras la denuncia de una líder indígena, quien manifestó que mujeres y niñas nativas de los pueblos originarios, eran sometidas a trabajos forzosos en plantaciones de marihuana, y que adolescentes son violadas y prostituidas por estas personas.


Digna Morilla, representante del pueblo Paĩ Tavyterã, quien denunció ante el Instituto Paraguayo del Indígena (Indi) que las jóvenes mujeres indígenas son capturadas por los narcotraficantes para primeramente trabajar forzadamente en cultivos de marihuana, mencionó además que las jóvenes son sometidas sexualmente.
En dicho contexto, las representantes del Ministerio Público se constituyeron en la comunidad, se entrevistaron con algunos miembros y recabaron información en la Comunidad Indígena, mediante un trabajo conjunto con la Policía de Crimen Organizado.

Fuente: Ministerio Público.

Compartí: