El Gobierno francés anunció este miércoles el cierre a partir del lunes y durante dos semanas de los bares y restaurantes en Marsella y Guadalupe (Antillas), los dos territorios más afectados por la circulación del coronavirus, con una tasa de incidencia por encima de 250 casos por cada 100.000 habitantes.


Los cierres afectarán también a gimnasios y otras salas deportivas así como a todos los establecimientos preparados para acoger al público a excepción de los que tengan protocolos estrictos, como teatros, museos y cines, según anunció el ministro de Sanidad, Olivier Véran, en rueda de prensa.

Además, casi todas las grandes ciudades del país han sido puestas en alerta roja reforzada por presentar una tasa de incidencia superior a 100, entre ellas París, Burdeos, Toulouse, Lille, Saint-Étienne, Rennes, Rouen, Grenoble y Montpellier, donde a partir del sábado los bares deberán cerrar a las 22.00 horas y quedarán limitadas las reuniones en espacios públicos y privados. EFE

Compartí: