El estado brasileño de Amazonas dio marcha atrás en su plan de desescalada y volvió a imponer este jueves algunas restricciones, ante el aumento de casos de COVID-19 en las últimas semanas.


El gobernador de Amazonas, Wilson Lima, determinó hoy el cierre de los bares, casas de fiestas y de las playas ribereñas por un periodo de 30 días, pero mantuvo las clases presenciales en los colegios.

La decisión se produce después de una tendencia al alza en el número de casos en Amazonas, que fue el primer estado brasileño en entrar en colapso sanitario y funerario debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

La situación mejoró paulatinamente desde el pasado mayo, pero las autoridades han encendido de nuevo las alertas como consecuencia del incumplimiento de las medidas de aislamiento social.

«Estamos tomando esa decisión debido a la falta de respeto de algunos para seguir los protocolos. Nadie usaba máscaras y había aglomeraciones. Eso acaba convirtiéndose en un foco de transmisión de COVID-19», afirmó el gobernador.

Lima recordó que tan sólo el fin de semana fueron cerrados dos establecimientos que habían reunido cerca de 7.000 personas.

«No voy a dejar las discotecas abiertas y las escuelas cerradas», recalcó.

La capital del estado, Manaos, ya había activado la semana pasada la «situación de emergencia» ante el repunte de casos, motivo por el cual impuso nuevas restricciones y reforzó su red sanitaria, que entró en colapso el pasado mes de abril.

Según el Ayuntamiento, registros recientes de los equipos de vigilancia sanitaria indicaron un «aumento en la demanda espontánea de casos sospechosos de COVID-19» en los once ambulatorios de la capital amazónica dedicados a la detección de positivos.

Pese al aumento de contagios, las autoridades todavía consideran que es pronto para hablar de una «segunda ola» en el estado, el cual suma 133.413 casos y 3.984 muertes.

En todo Brasil ya han sido contabilizados 4,6 millones de contagios y 139.000 decesos, lo que le convierte en uno de los países más azotados por la pandemia junto con Estados Unidos e India. EFE

Compartí: