La combustión de la materia orgánica produce cantidad de sustancias tóxicas para el organismo tanto alérgicos como biológicos y el monóxido de carbono hace que el transporte del oxígeno a través de la sangre se dificulte mucho, de ahí que cuando se producen quemazones, las personas con antecedentes alérgicos o antecedentes bronquiales se ven expuestos a exacerbaciones o agudizaciones de sus problemas.


El humo tiene partículas en suspensión que son irritantes y tóxicas para las mucosas oculares y respiratorias. Estos factores pueden desencadenar efectos agudos como causar lagrimeo, congestión nasal, tos, y hasta crisis de asma o Epoc”, señaló el Prof. Dr. Víctor San Martín, Jefe interino de la Cátedra y Servicio de Neumología del Hospital de Clínicas.

Entre los casos más frecuentes por la aspiración de esas partículas y sobre todo por el humo se registra la bronquitis, la neumonía, el Epoc, la rinitis y las crisis de asma.

Las personas con asma y Epoc son particularmente sensibles a la contaminación ambiental; y quienes padecen estas enfermedades sienten muchas veces dificultades respiratorias o sibilancias, que es lo que comúnmente llamamos chillidos de pecho; estas crisis pueden bajar el nivel de oxígeno por debajo de lo normal”, explayó el especialista.

Además del humo, otro factor desencadenante de los síntomas alérgicos son los vientos secos y calurosos, o vientos del norte, como se lo reconoce en nuestro país;  que también causan reacciones en los alérgicos, por el polvo que generan.

Recomendaciones

El Prof. Dr. San Martín, insta al paciente alérgico a estar atento a los cambios ambientales y a los factores que exacerban las enfermedades respiratorias, como lo son el humo y el polvo, consecuente por los fuertes vientos climáticos. Además, las recomendaciones habituales, de no dejar el tratamiento, por más mejoría que uno presente; así también evitar la automedicación y solicitar la evaluación del especialista.

En cuanto a las actividades al aire libre, sugiere evitar la exposición; evitar las caminatas, mantener la casa cerrada, el lugar de trabajo, para que el humo y el polvo no ingresen.

Cabe mencionar que la Cátedra y Servicio de Neumología del Hospital de Clínicas atiende a través de la modalidad de teleconsultas; para lo que el interesado debe contactar  al (0991) 870012, el cual se encuentra disponible de lunes a viernes en los horarios de 07:00 a 12:00.

Compartí: