Descargar el Audio

La abogada María Esther Roa, imputada por violación de la cuarentena sanitaria sostuvo que no asumirá los cargos que se presentan en su contra a no ser que el fiscal interviniente asuma que “es corrupto”. Agregó que actualmente la imputan porque ya no pueden callar sus reclamos.


«Ellos me imputan por esa marcha y en ningún momento me saqué el tapabocas ni nada. Yo creo que les molesto, porque a mí y a todos mis compañeros que protestamos contra la corrupción nos imputaron (…) Por eso a mí me imputan porque no me pueden callar, así de fácil es y me atan a un proceso a mí y a mis compañeros «, afirmó

«Yo le desafío al fiscal Juan Carlos Ruíz que acepte que es un corrupto y que acepte que su fiscal general es una corrupta, entonces yo acepto que violé la cuarentena. Si es que ellos no aceptan que son unos grandes delincuentes yo no voy a aceptar bajo ningún contexto que mi derecho constitucional a la protesta sea censurada y violentada por quienes tienen derecho de resguardar ese derecho fundamenta», sostuvo.

Aseguró que «bajo ningún contexto Esther Roa va a aceptar lo que ellos quieren: que me vaya y diga que soy una delincuente y pagarles lo que ellos pidan, no voy a hacer. Voy a llevar esto a juicio oral y público».

La Fiscalía presentó acusación y pidió juicio oral y público para Juan Galeano Grassi y María Esther Roa, ambos imputados por violación de la cuarentena sanitaria, tras participar en una caravana en repudio a la corrupción frente al Panteón de los Héroes.

María Esther Roa es referente de la organización Ciudadanos Autoconvocados Comisión Escrache (CACE), y Juan Galeano Grassi es empresario gastronómico. Los mismos fueron imputados por supuesta violación de la cuarentena sanitaria luego de participar de la caravana contra la corrupción.

Compartí: