El Atlético de Madrid recuperó este viernes a Diego Simeone, que reanudó los entrenamientos tras superar el COVID-19, y ya dispone del delantero uruguayo Luis Suárez, que se estrenó a las órdenes del técnico argentino y conoció a sus nuevos compañeros con la mirada en el partido con el Granada.


El atacante charrúa completó una intensa jornada: llegó a primera hora de la mañana a Madrid, se sometió al reconocimiento médico después en la Clínica Universidad de Navarra, luego visitó el Wanda Metropolitano y firmó su contrato por dos temporadas con el Atlético y a las 18.30 horas inició el primer entrenamiento con su equipo, con el que se ejercitó con normalidad y al mismo ritmo del grupo.

Ahí le aguardaba Diego Simeone, que ha regresado al trabajo después de dar negativo por COVID-19 tras 14 días de cuarentena. Ya retomó la dirección a pie de campo de su equipo, a dos días del estreno contra el Granada en el estadio Wanda Metropolitano, al que también apunta Luis Suárez, a la espera si de inicio o de suplente.

En cambio, José María Giménez sigue de baja. Positivo el pasado martes por Covid-19 está aislado y no jugará el encuentro de este domingo. Tampoco previsiblemente la siguiente jornada contra el Huesca, el miércoles próximo, una vez que sólo habrá pasado una semana de su resultado positivo. Para volver a entrenar y competir tiene que dar negativo en dos pruebas PCR consecutivas en 72 horas.

El resto de la plantilla, en principio, estará a disposición del cuerpo técnico para el partido contra el Granada, a falta de una última sesión, este sábado, antes del duelo, que será el domingo a las 16.00 horas. EFE

Compartí: