Descargar el Audio

Ante la bajante crítica del río Paraguay, que se vuelve a registrar luego de unos 40 años, la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap) activó su plan de contingencia con el objetivo de asegurar la provisión de agua potable a Asunción y el área metropolitana durante el próximo verano, aseguró el presidente de la estatal, Natalicio Chase.


«Nosotros aplicamos este plan de contingencia para prestar servicios sin inconvenientes. Si llega a bajar unos 20cm más el río, ya estará instalada la bomba y así no habrá desabastecimiento. Esto es un problema del río Paraguay, no importa que llueva acá debe de llover en el pantanal y una vez que llueva allí para llegar hasta acá tarda 90 días», explicó.

El plan prevé colocar unas bombas aductoras en el lecho del río y ahí alimentar al pozo de succión de la estación de bombeo de agua cruda.

Compartí: