Descargar el Audio

El COVID 19 llegó para cambiar y readaptar muchas de nuestras costumbres, una de ellas, es la tradición de ir a la iglesia, institución que ya tiene en puertas la fiesta mariana más grande del año. Cada 8 de diciembre, la comunidad católica recuerda la Festividad de la Virgen de Caacupé, patrona del Paraguay. Esta fiesta religiosa incluye la masiva concurrencia de fieles a la capital espiritual, Caacupé. 


Monseñor Ricardo Valenzuela, obispo de Caacupé refirió que mantuvo una reunión con el ministro Julio Mazzoleni sobre la Peregrinación a Caacupé de este año ya que es innegable que los ciudadanos querrán ir junto a la virgen.

«Lo ideal sería hacer en un espacio abierto. Estamos en un momento de muchos casos pero para diciembre se espera que sea otro el panorama. El que va a venir, va a venir eso es innegable. Es inevitable que venga la gente caminando también», dijo Monseñor.

Agregó que el ministro de Salud aconsejó buscar un lugar grande, al aire libre para desarrollar la fiesta patronal con todas las medidas sanitarias.

Añadió que en conjunto con autoridades locales ya están analizando la posibilidad de utilizar un predio de Paraguari o uno que está en la ciudad de Caacupé.

La festividad de Caacupé con esa aglomeración de gente, no es practicable, inclusive con el número epidemiológico bajando, es bastante peligroso”, había dicho el ministro Julio Mazzoleni anteriormente. 

Compartí: