La pandemia de COVID-19, que el martes superó la barrera del millón de muertos según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), sumó hoy 3.700 nuevas defunciones diarias y 225.000 contagios, que elevan el total de casos en el mundo a 33,4 millones.


Los datos diarios de la OMS suponen un importante descenso con respecto a jornadas anteriores, pero es prematuro hablar de un freno del avance del coronavirus, dado que las cifras por jornada suelen ser bajas a mediados de cada semana y vuelven a subir al final.

Más de la mitad del millón de muertos por COVID-19 se han registrado en América, que suma 552.000 fallecimientos, a la que siguen en mortalidad Europa (235.000 decesos), el sur de Asia (114.000) y Oriente Medio (61.000).

La curva global de muertes diarias se ha mantenido relativamente estable desde el estallido de la pandemia en marzo, con entre 5.000 y 6.000 defunciones por día pese al aumento de casos, lo que significa que la letalidad de la enfermedad se ha reducido con el tiempo, especialmente en comparación con los primeros meses.

Estados Unidos, con siete millones de casos y una curva de contagios que podría indicar un tercer pico de infecciones, es el país más afectado del planeta, seguido de la India con 6,2 millones y las cifras de nuevos positivos por jornada más altas del mundo, aún cercanas a los 100.000.

La mitad de los diez países más afectados en el mundo por número absolutos son latinoamericanos: Brasil está en tercer lugar (4,7 millones de casos), Colombia en el quinto (818.000), Perú en el sexto (808.000), México en el séptimo (733.000) y Argentina en el octavo (723.000).

Le sigue en novena posición España, que con 713.000 casos, según las cifras que actualiza diariamente la OMS, es el país de Europa Occidental más afectado, seguido de Francia (undécima con 518.000).

Los pacientes recuperados en el planeta sobrepasan los 25,2 millones y sube ligeramente en los últimos días el número de casos graves y críticos, que actualmente son 66.000, un 1 por ciento de los enfermos aún no dados de alta. EFE

Compartí: