Cientos de trabajadores despedidos en las últimas horas de la multinacional Walt Disney Co. marcharon este miércoles frente al Capitolio estatal de California (EE.UU.) para exigir al gobernador del estado, Gavin Newsom, que apruebe una ley que ayude a conservar sus empleos.


«Nuestros miembros han dado décadas de su vida a empresas como Disney. Ahora, por causas ajenas a ellos, están siendo despedidos. Instamos al gobernador a que firme la AB 3216 como un salvavidas para los trabajadores de la hostelería «, señaló Ada Briceño, presidenta del Partido Demócrata en el condado de Orange y líder del sindicato UNITE HERE Local 11, en un comunicado enviado a Efe.

En concreto, la ley AB 3216 proporcionaría el derecho a jubilaciones anticipadas entre estos trabajadores o la retención de los puestos de trabajo para aquellos que han sido despedidos en las industrias de hoteles, aeropuertos, centros de congresos y servicios de construcción «fuertemente afectadas» por la pandemia de la COVID-19.

Esta acción sindical se produce después de que Walt Disney anunciara este martes que despedirá a 28.000 trabajadores de sus parques temáticos en Estados Unidos, entre ellos miles en California, debido a la crisis económica causada por la COVID-19 y que obligó al cierre de sus instalaciones recreativas.

A la petición del sindicato se han sumado varios cargos políticos conocidos en el estado californiano, como la presidenta del Concejo Municipal de Los Ángeles, Nury Martínez.

En una carta publicada este miércoles, Martínez pidió a Newsom que sancione esa legislación estatal para «garantizar que los trabajadores de servicios regresen a las industrias que ayudaron a construir».

«Como hija de una señora lavaplatos, sé de primera mano que la verdadera fuerza de la economía de nuestra ciudad y estado no está en las manos de las corporaciones multimillonarias, sino en las de los trabajadores que mantienen nuestra economía en funcionamiento», subrayó.

El parque temático de Disneyland en Anaheim (California, EE.UU., que daba empleo a unas 31.000 personas, ha estado cerrado desde mediados de marzo, al inicio de la crisis sanitaria.

La empresa trazó un plan para comenzar a reabrir este emblemático lugar en julio, pero la reapertura se canceló cuando los casos de coronavirus se volvieron a disparar en todo el estado, obligando a los funcionarios estatales y locales a revertir los permisos comerciales.

Presentado por el asambleísta Ash Kalra, la propuesta de ley AB 3216, bautizada como «Derecho a recordar», permite que los empleados de viajes y hospitalidad despedidos debido a la pandemia reciban un trato preferencial una vez que comience la recontratación.

Los cortes de personal anunciados por Disney afectarán al Departamento de Parques Recreativos, Producción y Experiencias, según un comunicado de la empresa, firmado por el presidente de esta sección, Josh D’Amaro.

Según la compañía, el 67 % de los trabajadores que perderán su empleo estaban contratados a tiempo parcial. En total, la división de parques e instalaciones de ocio de Walt Disney mantiene ocupadas a más 100.000 personas.

Los parques de Disney se vieron forzados a cerrar esta primavera debido a la expansión del coronavirus, lo que provocó una caída de los ingresos del 91 por ciento durante los primeros tres meses de 2020. EFE

Compartí: