Las autoridades del Kurdistán iraquí denunciaron este miércoles un ataque con cohetes contra el aeropuerto de la capital, Erbil, donde se encuentran desplegadas tropas de Estados Unidos en el marco de la coalición internacional antiyihadista, que no ha producido daños ni víctimas.


El Ministerio de Interior del Gobierno kurdo informó en un comunicado que seis cohetes fueron lanzados en dirección al aeropuerto internacional de Erbil y «sus objetivos no fueron alcanzados ni provocaron daños».

Según la nota, los proyectiles fueron lanzados desde una camioneta en un área que se encuentra dentro de las zonas donde opera la XXX Brigada de la Multitud Popular, agrupación progubernamental de milicias mayoritariamente chiíes.

«Condenamos fuertemente este acto terrorista cobarde y declaramos nuestra disposición a detener cualquier agresión, y pedimos al Gobierno federal (de Irak) que tome todas las medidas necesarias», agregó Interior.

Por su parte, el primer ministro kurdo, Masrour Barzani, condenó en su cuenta de Twitter el ataque y afirmó que su Gobierno «no tolerará ningún intento de desestabilizar el Kurdistán» y su respuesta será «robusta», pidiendo al Ejecutivo de Bagdad que haga rendir cuentas a los atacantes.

Mientras, el portavoz de la coalición internacional, el coronel Wayne Marotto, informó a través de Twitter que «no hubo víctimas ni daños» en lo que calificó de «fuego indirecto», aunque agregó que el incidente está siendo investigado.

La Comandancia de Operaciones Conjuntas, que reúne a todas las fuerzas iraquíes y se coordina con la coalición, también dijo que no se produjeron daños y atribuyó la acción a «grupos terroristas», sin especificar.

En un comunicado detalló que varios cohetes fueron lanzados y que dos de ellos cayeron cerca de un campo de desplazados en el Kurdistán iraquí, donde se refugiaron los habitantes de las poblaciones que fueron conquistadas por el grupo Estado Islámico entre 2014 y 2017.

Este miércoles el Gobierno iraquí quiso mandar un mensaje de tranquilidad a las misiones diplomáticas extranjeras, que expresaron su preocupación por el aumento de los ataques contra sus intereses y otros en los últimos meses.

Esos ataques han llevado a Estados Unidos a tomar la decisión «preliminar» de cerrar su Embajada en Bagdad, según confirmó hoy el Ejecutivo iraquí, en medio del proceso de reducción y reubicación de las tropas estadounidenses de la coalición. EFE

Compartí: