Descargar el Audio

Un hombre de aproximadamente 50 años, del barrio San Luis de Capiatá, fue desalojado tras haber quedado ciego. Los vecinos de la zona le instalaron una carpa en un patio baldío donde fue abandonado y esperan encontrar a sus familiares u obtener alguna respuesta de las autoridades ya que necesita ayuda de suma urgencia. 


Según María Camacho, una de las vecinas del lugar, el hombre identificado como Pedro Morel Domínguez, trabajaba en una panadería y los dueños le instalaron una pieza donde vivir.

Mencionó que posteriormente lo desalojaron ya que comenzó a tener problemas con el alcohol. Agregó que el hombre se quedaba a dormir en los lugares donde le daban pequeños trabajos y que inclusive se dedicaba al reciclaje, pero que lo «tiraron a la calle» una vez que quedó invidente.

Asimismo dijo que ya recurrieron a una c omisaría de Capiatá para saber si tenían algún tipo de conocimiento sobre los familiares del señor, pero no obtuvieron respuesta alguna.

Agregó que no saben si el hombre tiene algún tipo de problemas de salud que repercutió en la pérdida de su vista y que este sábado tienen consulta con el oculista. Dijo además que organizaron una hamburgueseada para cubrir sus gastos.

Compartí: