Alemania volvió a registrar más de 2.500 nuevos contagios en las últimas 24 horas, después de los 1.798 un día antes, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología, que asimismo extendió la lista de las llamadas regiones de riesgo a buena parte del territorio de la UE.


Así, las autoridades sanitarias contabilizaron 2.503 nuevos contagios en las últimas 24 horas; el pasado sábado las cifras alcanzaron con 2.507 casos un nuevo máximo desde finales de abril.

El total de positivos desde que se dio a conocer el primer contagio en el país a finales de enero se sitúa en 291.722, con 9.500 víctimas mortales, doce más en un día.

Alrededor de 257.900 personas han superado la enfermedad, lo que sitúa los casos activos en alrededor de 24.300.

El pico de contagios se había registrado entre finales de marzo y principios de abril, con más de 6.000 nuevas infecciones diarias.

Las cifras fueron bajando después, hasta situarse en las 300 o 350 en junio, pero a partir de finales de julio aumentaron de nuevo; en agosto se volvieron a superar por primera vez los 2.000 nuevos contagios diarios.

El factor de reproducción (R) menos estable, basado en una comparativa de las infecciones en un intervalo de cuatro días respecto a los cuatro días anteriores y que refleja la evolución de contagios de hace aproximadamente una semana y media, bajó de 1,12 a 0,96, señaló el RKI en su informe diario.

En tanto, el factor R que toma en consideración las infecciones en un intervalo de siete días respecto a los siete anteriores, y que por lo tanto es considerado más estable al permitir un mayor balance de las oscilaciones derivadas de brotes localizados, bajó de 1,03 a 1.

Este segundo valor refleja la evolución de contagios de hace 8 a 16 días. Un valor de 1 implica que un infectado contagia de media a otra persona.

«Los valores R se sitúan desde la segunda semana de septiembre mayoritariamente por encima de 1. A pesar de que los valores hoy son algo inferiores, hay que seguir observando la evolución», señala el RKI.

Compartí: