Francia registró en las últimas 24 horas 12.148 nuevos casos confirmados de coronavirus y 48 fallecimientos, con lo que el total de contagiados desde el inicio de la pandemia sube a 589.653, y a 32.155 el de fallecidos.


El nivel de positivos de las pruebas de diagnóstico se sitúa ya en el 7,7 %, indicó hoy la Agencia de Sanidad Pública en su página web.

En los hospitales, se han registrado en los últimos siete días 4.058 ingresos por COVID-19, de los cuales 835 están en unidades de cuidados intensivos.

Las autoridades sanitarias añadieron que hay 1.246 focos activos de contagio en investigación, 93 de ellos aparecidos en el último día, y de los que 255 se han localizado en geriátricos o centros de dependencia.

De los 101 departamentos del país, 66 se encuentran en una situación de vulnerabilidad elevada.

El ministro francés de Sanidad, Olivier Véran, admitió ayer, jueves, que el país atraviesa una fase de agravamiento de la circulación del coronavirus que pone bajo tensión el sistema sanitario.

El Ejecutivo decidirá este fin de semana si coloca París como zona de alerta máxima, lo que podría implicar el cierre total de bares y restaurantes. La situación en Lille, Lyon, Grenoble, Toulouse y Saint-Etienne es igualmente preocupante y, si no mejora, dichas ciudades también se incluirán en esa clasificación. EFE

Compartí: