Una campaña firmada por 190.000 chilenos, y secundada por activistas de todo del mundo, pide incluir a los animales en el proceso de redacción de una nueva Carta Magna en caso de aprobarse el plebiscito del próximo 25 de octubre, que abre la posibilidad de dejar atrás la actual Constitución.


Bajo el lema «No son muebles», la fundación internacional de América Latina Vegetarianos Hoy, lanzó esta petición en la plataforma Change.org, solicitud que han secundado académicos entre los que destacan el filósofo australiano Peter Singer o la antropóloga británica experta en primates, Jane Goodall.

«Estamos frente a una oportunidad histórica, porque es muy difícil que más adelante se haga un cambio constitucional sólo para incluir a los animales», expresó la directora general de Vegetarianos Hoy, Ignacia Uribe.

El próximo mes de octubre, Chile celebrará un histórico plebiscito considerado como la votación más importante en tres décadas de democracia al abrir la posibilidad de dejar atrás la actual Carta Magna, de corte neoliberal y considerada por muchos como el origen de las desigualdades del país.

La petición de Vegetarianos Hoy, cuya redacción se remonta a 2005, tenía como objetivo desarrollar nuevas regulaciones para promover la protección animal e incorporarlos a la legislación chilena, que hasta el momento no los considera de forma independiente y los incluye en el grupo de «bienes muebles».

Esta iniciativa recobró fuerza con el anuncio de la celebración del referéndum tras un pacto político el pasado mes de noviembre, y a ella se sumaron otras propuestas similares como la campaña «Animales en Constitución» de la fundación Derecho y Defensa Animal.

«Los animales deben ser reconocidos como seres dotados de sensibilidad o seres sintientes, como sujetos de derecho, y por lo tanto requieren de un espacio propio dentro de la Constitución», agregó el director legal de Vegetarianos Hoy, Cristian Apiolaza.

En algunos países europeos como Francia o Portugal ya se han incorporado estas disposiciones y, ante ley, los animales son considerados como «seres vivos dotados de sensibilidad».

«Nuestras leyes están obsoletas», sentencia el comunicado de la petición y detalla que considerar a los animales en la redacción de una nueva Constitución «permitiría abrir la discusión sobre otros derechos animales y sentar las bases para avanzar en temas como el maltrato o el cierre de circos y zoológicos».

En Chile existen algunas normativas como la ley sobre la protección animal, la ley que consagra el maltrato y la ley sobre «tenencia responsable de mascotas y animales de compañía», sin embargo, desde la fundación apuntan a que son insuficientes. EFE

Compartí: