La recomendación del Ministerio de Salud es consumir a diario 5 porciones de frutas y verduras en total, mantener la hidratación, disminuir la sal y evitar las frituras para lograr una alimentación saludable.


Para el mejor aprovechamiento de estos alimentos, la Lic. Catherine Turnes, nutricionista y coordinadora técnica de la dirección de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud, aconseja consumir preferentemente las frutas y verduras de estación, ya que son más accesibles y más ricas debido a que se hallan en su punto ideal de maduración.

Recomienda incluir en la alimentación diaria un total de 5 porciones o raciones de frutas y verduras.

Teniendo en cuenta que a muchos les cuesta consumir todos los días este tipo de alimentos, sobre todo a los niños, el consejo de la nutricionista es hacerlo gradualmente, hasta alcanzar las 5 raciones diarias: 3 frutas y 2 verduras de distintos colores o viceversa.

Explica que una porción de fruta es lo que cabe en la palma de la mano. Ejemplo: una manzana, una banana. En el caso de la sandía sería un trozo que quepa en la mano.

En lo que respecta a verduras, sugiere aprovechar la variedad de colores, ya que cada una ofrece una propiedad distinta para el organismo. Propone incluir las verduras en el almuerzo y en la cena, y consumirlas preferentemente crudas, ya que en su estado natural se aprovecha mejor los nutrientes, las fibras, minerales, antioxidantes y vitaminas que contienen estos alimentos.

Insta a ser creativos al momento de preparar platos, sobre todo con los niños que en su mayoría son reacios a comer verduras. “La remolacha y zanahoria pueden consumirse en forma rallada, existe además una gran variedad de vegetales verdes: lechuga, rúcula, berro, para adherirlas en diferentes preparaciones. Podemos ir probando y hacer un plato fresco, colorido, saludable y delicioso”, revela Turnes.

*Bajo consumo de frutas y verduras*

En otro punto, comentó que en Paraguay se registra una baja prevalencia de consumo de frutas y verduras. “El 85% de la población no consume la cantidad recomendable, esa tendencia es mayor cuando se trata de las verduras”, puntualizó la nutricionista.

Recuerda la importancia de comer saludable para reforzar el sistema inmunológico y de esta manera proteger al organismo de agentes dañinos como las bacterias, virus, entre ellos el SARS-CoV-2.

“Hay suficiente evidencia científica que demuestra que la alimentación saludable es un factor fundamental para fortalecer el sistema inmune. Una buena nutrición e hidratación y la adopción de otros hábitos saludables como la práctica de actividad física regular, definitivamente van a marcar la diferencia en nuestra salud”, afirma la Lic. Catherine Turnes.

Destaca la importancia de ingerir al menos entre 2 a 2,5 litros de agua al día, no menos que esto para mantener una buena hidratación. Para los que no están acostumbrados a la ingesta de agua sola, se recomienda consumirla saborizada con una rodaja de fruta; puede ser de naranja, piña o limón.

Aconseja disminuir el consumo de productos alimenticios ultraprocesados (envasados), debido al alto nivel de calorías, azúcar, grasas y sal que contienen, evitar las frituras y elegir otras cocciones más saludables (asado, a la plancha, al vapor, al horno). Limitar igualmente el consumo de alcohol y tabaco.

Compartí: