Descargar el Audio

El fiscal antisecuestro Joel Cazal manifestó que hallaron varios rastros de sangre en el domicilio que Dahiana Espinoza, desaparecida hasta ahora, compartía con su pareja, Joel Guzmán, quien se encuentra imputado por violencia doméstica. Añadió que primeramente deberán realizar el ADN para poder confirmar si se trata o no de la joven.


Cazal mencionó que este lunes continuaron además los trabajos de excavación, pero que los bomberos no pudieron llegar al fondo del pozo en esta oportunidad porque era muy fuerte el olor y gases.

El agente del Ministerio Público además indicó que la defensa de Guzmán los recusó tanto a él como a su colega Daisy Sánchez, por lo que están apartados temporalmente hasta que que la Fiscalía General tome una decisión al respecto.

Según la defensa de Guzmán, ambos fiscales no era objetivos en su investigación y tampoco prestaban supuestamente atención a los testigos que ellos presentaban.

 

Compartí: