Descargar el Audio

El exministro de Hacienda, economista Santiago Peña sostuvo que el Paraguay tiene las condiciones de no solo salir fortalecido de la crisis sino convertirse en un país que tenga un desarrollo mayor. Sin embargo, señaló que el futuro próspero pos-pandemia no vendrá por inercia sino que hay que trabajar en políticas públicas que prioricen el capital humano.


“Paraguay tiene todas las condiciones para no solo salir fortalecido de esta crisis, sino realmente ser un país que tiene un desarrollo mucho más alto, tenemos pero depende de nosotros. Ese futuro que es posible no se da por una inercia ni no se da solo. Hay que hacer que las cosas ocurran, los inversores no van a venir por sí solos a Paraguay ni a formar fila, hay que buscarlos y traerlos de la mano”, dijo Peña a radio Ñandutí.
Indicó que lo importante es ayudar a los de adentro, ya que la mejor promoción para un país es que al empresario nacional le vaya bien.

“Creo que tenemos que hacer que las cosas ocurran, si nosotros simplemente nos quedamos y queremos que las cosas ocurran por inercia, nos vamos a quedar y vamos a seguir lamentando un país lleno de oportunidades, de gente joven, energía eléctrica disponible e impuestos bajos lo que lastimosamente le beneficia a un pequeño grupo y no a la gran mayoría de la población”, mencionó.

Señaló que política pública es lo que le quitó a los países del atraso y permitió que se pudieran desarrollar. Sostuvo que la política pública es el que promueve la mejora en la educación, promueve mejora en la gestión de Salud Pública y prioriza la inversión del capital humano.

“El Paraguay tiene un gran problema de abundancia, nosotros no cuidamos la tierra porque somos un país abundante en tierra fértil, el Paraguay no cuida el agua porque es un país que tiene abundancia de agua. El Paraguay lastimosamente no le cuida a sus jóvenes porque es el que tiene mayor porcentaje entre todos los países de América Latina”, señaló.
Por otra parte, mencionó que actualmente los números macros señalan que hay una mejoría en la situación económica en el país. Sin embargo, “los números macroeconómicos muchas veces esconden una realidad microeconómica”, indicó.

Compartí: