Descargar el Audio

El señor Julio Winkler, de la Cámara de Comercio de Pedro Juan Caballero, manifestó que aproximadamente entre 600 a 700 brasileños ingresaron a nuestro país para realizar compras tras la reapertura de la frontera con la ciudad Ponta Porä, que mediante una ordenanza municipal permitió que se reabriera el paso fronterizo.


Según el señor Winkler, Pedro Juan Caballero y Ponta Porä son ciudades gemelas, similares a dos barrios grandes que están divididos por una calle nada más, razón por la cual se acoplaron a la misma ordenanza municipal.

Asimismo dijo que esta cantidad de turistas ingresaron tan solo por un flujo de tiempo corto y que en todos los locales comerciales tuvieron un protocolo sanitario. «No entraron más que 200 metros, el 99% de los comercios están sobre la línea internacional», comentó.

Además señaló que la pandemia golpeó muy fuerte a los comerciantes de las zonas fronterizas y que durante este tiempo perdieron aproximadamente USD 300 millones.

 

Compartí: