El miedo a un rebrote de la COVID-19 llevó a las autoridades a decidir que se juegue sin público el partido entre Bolivia y Argentina del próximo día 13 en La Paz, de clasificación para el Mundial de Catar 2022.


El alcalde de La Paz, Luis Revilla, dijo este miércoles a los medios que la normativa nacional prohíbe aún en Bolivia eventos masivos, aunque el país haya levantado muchas de las restricciones que tuvo en la cuarentena por el nuevo coronavirus.

La decisión adoptada por un comité de emergencia de que se juegue sin espectadores en el estadio Hernando Siles busca evitar un rebrote de la enfermedad, sostuvo el alcalde ante los medios.

Revilla comentó que este próximo viernes Bolivia iniciará las eliminatorias sudamericanas también sin público en Sao Paulo contra Brasil, como también se acordó en Argentina contra Ecuador y en Uruguay frente a Chile.

«¿Por qué Bolivia tendría que abrir las puertas del estadio?, ¿somos más disciplinados?, ¿nos vamos a comportar mejor que en otros países?, ¿vamos a evitar rebrotes garantizando que se respete el distanciamiento social dentro del estadio? No parece razonable”, se preguntó.

Las federaciones de fútbol pueden autorizar la asistencia de público, pero la decisión final corresponde a las autoridades de cada país.

«Estamos teniendo en el mundo rebrotes muy peligrosos de la enfermedad con consecuencias para la salud de la población, tenemos que actuar con mucha responsabilidad para evitar un rebrote y tener que volver a una cuarentena rígida, que sería catastrófico”, aseveró Revilla.

Bolivia tuvo cuarentena de final de marzo a agosto, mientras que desde septiembre está en una fase de «postconfinamento» con menos restricciones y con una curva de la enfermedad en tendencia al descenso, tras alcanzar los 8.156 fallecidos y 137.468 casos positivos de COVID-19, de ellos 98.156 ya recuperados, de acuerdo a datos oficiales. EFE

Compartí: