El paso de la pandemia, hasta la fecha, ha venido generando una importante repercusión psicológica en la población paraguaya. El aislamiento de prevención y el duelo son situaciones que en estos tiempos han cambiado la vida de las personas de distintas maneras.


Foto ilustrativa.

Sobre estos puntos, la doctora Lucía Valdez, Jefa del Dpto. de Psicología del Hospital de Clínicas, señaló que lo fundamental es trabajar para mantener la calma y no dar espacio a la negatividad; buscar contención en los más cercanos y mantener la esperanza durante el progreso de la situación, siguiendo las recomendaciones sanitarias.

Aislamiento

La profesional refirió que es tiempo de cambiar la percepción de discriminación al que contrae el virus, como cualquier otra enfermedad. También practicar la solidaridad en estos casos y no negarla por temor, a pesar de que aún no se encuentra con un tratamiento específico para combatirlo.

“El que está en una situación de Covid-19 positivo debe conservar la calma y no llenarse de miedo, sino reconocer las recomendaciones que salud pública y los profesionales estamos dando tanto para la salud física como mental; alejarse de los pensamientos de desesperanza o pensamientos catastróficos que pueden desencadenar estados de ansiedad o depresión; apoyarse en la familia, en la conexión emocional, que en estos casos es impartida a través de los cuidados de los más cercanos; y en ese aspecto, es momento en que como ciudadanos, vecinos, compañeros, debemos superar la discriminación con el afectado, y a cambio tratar de apoyar emocionalmente o en alguna necesidad que hubiere”

Duelo

El duelo siempre representa una situación difícil de pasar; una emoción al que prácticamente el ser humano se entrega por la partida del ser querido. En tiempos de Covid-19, se han tenido que cambiar los hábitos, prácticamente el sepelio se ha convertido en un protocolo rápido, que no permite que los familiares y allegados realicen su duelo de despedida física, y los que sufren la partida, reciban el apoyo de contención.

Esta situación se torna un poco más difícil, porque toda partida duele, y no poder recibir la contención  de los familiares y amigos, también genera sensaciones emocionales que pueden llevar a la depresión; y en ese contexto las plataformas virtuales han desempeñado un papel importante, donde el dolor ha encontrado un poco de consuelo, con publicaciones de aliento, homenajes de vida y apoyo emocional

Finalmente la profesional de psicología, remarcó que toda emoción debe ser expresada, y más aún  cuando se trata de una situación que produce tristeza, ya sea por pérdida o pesar; exteriorizarlo sirve como parte del proceso para el mejoramiento.

Compartí: