Francia y Portugal empataron sin goles este domingo en un intenso partido protagonizado por la disciplina defensiva, que acabó superando a las estrellas goleadoras y con las escasas ocasiones desbaratadas por sus respectivos porteros.


La campeona del mundo y la campeona de Europa sudaron y porfiaron por lograr el triunfo, pero el buen orden defensivo apoyado por los centrocampistas que tanto ayudó a sus recientes títulos terminó por mojar la abundante pólvora que ambas selecciones atesoran arriba.

El encuentro comenzó con ambos equipos tratando de no correr riesgos, aunque Francia tenía más posesión e intención, sobre todo con algunas internadas de Mbappé por la izquierda con apoyo de Hernández y Griezmann.

Pero, con Rabiot incrustado entre sus centrales para dar salida al balón, el resto del mediocampo francés era más fuerza que juego.

Mientras, Portugal se mantuvo bien ordenada atrás confiando en la clase de sus tridente de ataque. Los lusos se fueron soltando y a mediados de la primera parte se mostraron con más peligro ante Lloris, sobre todo en una gran ocasión de Cristiano, cuyo tiro en el área fue desviado por Hernández.

La mejor ocasión francesa del primer tiempo estuvo en una internada de Griezmann, que ganó la espalda a la defensa en un buen pase de Pogba pero que se quedó con poco ángulo en un remate bien repelido por Rui Patricio.

A pesar de que Portugal hizo más presión con más posesión en la segunda mitad del primer tiempo, su ataque (Ronaldo, Bernardo Silva y Joao Felix) solo pudo mostrar voluntad pero sin llegar a generar mucho peligro ante el buen orden de la defensa francesa, bien apoyada por sus centrocampistas.

La segunda parte comenzó con una Francia más incisiva, y Kylian Mbappé estuvo a punto de marcar en el 46 tras regatear a Pereira en un palmo del área y quedarse solo ante Rui Patricio, quien sacó el remate con una mano milagrosa.

Rabiot adelantó un poco su posición y Francia dominó más el juego.

El seleccionador portugués, Fernando Santos, metió a Diojo Jota por Bernardo Silva para intentar recuperar el control del balón y dar más mordiente a su ataque, pero el nuevo jugador del Liverpool tampoco aportó mucho.

Pepe introdujo el balón en la red en un remate en plancha al saque de una falta de Guerreiro, pero la jugada fue invalidada por fuera de juego.

Ante lo difícil de superar la maraña defensiva portuguesa, Pogba probó de lejos a Rui Patricio, aunque el meta luso atrapó sin problemas.

Justo en el minuto 90, otro tiro lejano de Renato Sanches también fue bien blocado por Hugo Lloris, que cumplía su partido internacional 117.

Pero fue Cristiano Ronaldo quien tuvo la victoria en el minuto 92, tras una muy buena internada de Tricao, pero su duro remate volvió a ser repelido por una mano salvadora de Lloris.

– Ficha técnica:

0 – Francia: Lloris; Pavard, Varane, Kimpembe, Hernández; Rabiot, Kanté, Pogba; Griezmann, Giroud (Martial, 73) y Mbappé (Coman, 83).

0 – Portugal: Rui Patricio; Semedo, Pepe, Dias, Guerreiro (Cancelo, 88); Carvalho, Pereira, Fernandes (R.Sanches, 79); Joao Felix (Trincao, 88), Silva (Diogo Jota, 61) y Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Del Cerro Grande (ESP). Amonestó a Dias (2) por Portugal.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la tercera jornada de la Liga de las Naciones (grupo A3) disputado en el Stade de France, sin público debido a la pandemia. EFE

Compartí: