Austria registró el pasado fin de semana un récord de nuevos contagios de coronavirus hasta llegar a 11.378 casos activos actualmente, según los datos oficiales del Gobierno, que no contempla de momento la opción de un confinamiento severo.


Después de que el sábado el país registrará 1.235 casos nuevos en las últimas 24 horas, el máximo desde el estallido de la pandemia, el domingo se informó de 896 nuevas infecciones, el dato más alto nunca registrado ese día de la semana, cuando las cifras suelen ser más bajas porque se hacen menos test.

La tendencia ha seguido hoy con el anuncio de 979 nuevos casos desde ayer, de nuevo el número más alto de contagios contabilizados en un lunes.

El número de fallecidos por COVID-19 desde marzo es ya de 855.

En la última semana, el país ha registrado de media 1.057 casos diarios y el número de hospitalizados es actualmente de 561.

El ministro de Sanidad, Rudolf Anschober, aseguró el domingo que, pese a ese aumento de los casos, no se contempla aún la posibilidad de un confinamiento.

Según Anschober, existen límites legales para decretar una medida tan restrictiva y solo la amenaza de un colapso generalizado del sistema sanitario permitiría una decisión así.

«Gracias a dios estamos muy alejados de eso», indicó el ministro a la radiotelevisión pública austríaca ORF. EFE

Compartí: