Descargar el Audio

Liliana Urbieta, hija de Félix Urbieta, lamentó la nula comunicación por parte de los captores de su padre. Recordó que la última prueba de vida que recibieron fue en febrero de 2017 la cual se trataba de un escrito de su padre firmado por él.


Agregó que tuvieron entre 7 a 8 comunicaciones con los secuestradores y que recibieron entre 3 a 4 pruebas de vida del ganadero.

«Cada día es más difícil. Tratamos de sobrellevar y hacer las tareas que él hacia. Llegamos a tener entre siete a ocho comunicaciones con ellos. Son tres las pruebas que tuvimos sobre mi padre, la última es una prueba escrita que mi papá escribió. Yo creo que siguen aquí en la zona. Ellos son lugareños y manejan perfecto la zona. Nosotros buscamos un agente neutral que nos pueda ayudar a buscar a mi padre», señaló.

Se cumplen cuatro años del secuestro de Félix Urbieta

El 12 de octubre del 2016, el ganadero Félix Urbieta fue llevado de la estancia Dos Hermanas ubicada en Belén, Departamento de Concepción por integrantes del Ejército del Mariscal López, brazo armado que se desprende del EPP.

Liliana Urbieta, hija de Félix Urbieta, había referido que en ese momento no contaban con el dinero que pedían como rescate, por lo que recurrieron a Jarvis Chimenes Pavão para completar con un préstamo el monto exigido, sin embargo, esto nunca se concretó y no pudieron pagar. «Si nos daba mi papá ya iba a estar libre», había dicho a Radio Ñandutí.

 

Compartí: