El 12 de octubre del 2016, el ganadero Félix Urbieta fue llevado de la estancia Dos Hermanas ubicada en Belén, Departamento de Concepción por integrantes del Ejército del Mariscal López, brazo armado que se desprende del EPP.


Un video que salió a la luz el 7 de marzo del 2017 fue la única prueba de vida recibida. La última comunicación que tuvo la familia con los captores fue poco después cuando dejaron USD 350.000 como rescate, el grupo había exigido USD 500.000.

Liliana Urbieta, hija de Félix Urbieta, había referido que en ese momento no contaban con el dinero que pedían como rescate, por lo que recurrieron a Jarvis Chimenes Pavão para completar con un préstamo el monto exigido, sin embargo, esto nunca se concretó y no pudieron pagar. «Si nos daba mi papá ya iba a estar libre», había dicho a Radio Ñandutí.

Esta mañana, a las 8:00 horas, los familiares de Urbieta darán una conferencia de prensa.

Compartí: