La lista de zonas de riesgo o de especial incidencia del coronavirus en Alemania aumentó en las últimas 24 horas en varias de las grandes ciudades del país, como Essen (oeste), Stuttgard (sur) y Bremen (norte), que se suman así a Berlín, Fráncfort y Colonia.


De acuerdo con la norma marcada por el Robert Koch Institut (RKI), competente en la materia en el país, se considera zona de riesgo ahí donde se registran 50 contagios en 7 días por 100.000 habitantes. A partir de ese nivel implantan medidas territoriales especiales.

En esa consideración entraron a mediados de la semana varios distritos de Berlín, hasta que finalmente la capital y ciudad-estado en su conjunto superó la media de los 52 casos por ese cómputo de habitantes y siete días.

En total, en las últimas 24 horas ha notificado el RKI 3.483 nuevos casos de Sars-CoV2 en todo el país y once víctimas mortales. Es un claro descenso respecto a los 4.700 casos de Sars-CoV-2, con 15 fallecidos notificados el sábado, la máxima marca desde principios de abril.

Sin embargo, este descenso es habitual en fin de semana, ya que algunos estamentos sanitarios de los «Länder» -estados federados- actualizan sus datos el lunes. Ante la aceleración de los últimos días, se teme que próximamente se alcance los 6.000 contagios diarios, el pico que se registraba en los momentos más álgidos de la primera ola, hacia finales de marzo.

El viernes se habían verificado 4.500 contagios, después de que el jueves se superaran los 4.000; el miércoles se estaba en 2.800.

Especialmente preocupante es la situación en las ciudades, advirtió el viernes la canciller Angela Merkel, tras reunirse con los alcaldes de los once principales núcleos urbanos.

En total, desde el inicio de la pandemia, se han verificado en Alemania, el país con más peso demográfico de la Unión Europea (UE) con 83,5 millones de habitantes, 322.864 casos -274.800 de lo cuales son pacientes recuperados- y 9.615 fallecidos.

Berlín, como Fráncfort, implantó este sábado el cierre nocturno a bares y restaurantes, que deben estar cerrados entre las 23.00 y las 06.00, horario en que está prohibida la venta de alcohol y reunirse en grupos de más de cinco personas -ampliables, en caso de gente que conviva en uno o hasta dos hogares-.

La mayoría de los «Länder» han impuesto además la prohibición de pernoctar en su territorio a los viajeros procedentes de zonas de riesgo, sean ciudades enteras o distritos específicos de éstas.

A LA ESPERA DE OTRA REUNIÓN CON MERKEL

El «Land» más afectado por la pandemia y con mayor número de zonas de riesgo es Renania del Norte-Westfalia, donde se concentran muchos núcleos urbanos. En este estado federado, con 18 millones de habitantes, hay ya nueve distritos declarados zonas de riesgo, entre ellos las ciudades de Essen y Colonia.

El primer ministro del «Land», Armin Laschet, de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y aspirante a presidir el partido de la canciller, apeló hoy armonizar las normas y restricciones a escala nacional para todas las zonas de riesgo.

Laschet considera que ese debe ser el objetivo de la reunión que mantendrán los líderes regional con la canciller, el próximo miércoles. En las sucesivas conferencias entre Merkel y los poderes locales se han consensuado una serie de normas marco, pero luego cada «Land» las implementa según su criterio.

En sentido parecido se pronunció el líder de Baviera y líder de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), Markus Söder, quien reclama unificar las medidas en el país.

Baviera es el segundo «Land» en población -16 millones de habitantes- y también el segundo más afectado por la COVID-19. EFE

Compartí: