La agente fiscal Daisy Sánchez de Unidad Zonal de Itá, con el acompañamiento del fiscal Joel Cazal, de la Unidad Antisecuestro, encabezó una serie de rastrillajes ejecutados en el marco de la causa investigativa vinculada a la desaparición de Dahiana Espinoza (21), quien está con paradero desconocido desde el viernes 18 de septiembre.


Hasta el momento se verificaron 10 pozos en total y un radio de mil metros en las inmediaciones de la vivienda. El día de hoy 5 pozos fueron verificados, los cuales se encuentran en las inmediaciones de un arroyo.
La comitiva fiscal estuvo acompañada de efectivos de la Policía Nacional, como la brigada y criminalística así como familiares y amigos de la víctima.
Antecedentes
La joven vivía con su pareja Joel Guzmán Amarilla, quien hasta el momento es sospechoso por la desaparición. También se allanó la casa de la madre de este hombre y se incautaron varias de pertenencias del sujeto que están siendo analizadas. Allegados señalan que la pareja tenía antecedente de violencia familiar.
Fuente: Ministerio Público
Compartí: