Una mujer holandesa de 89 años fue la primera persona del mundo en fallecer por reinfección de la covid-19. De acuerdo con las autoridades holandesas, la mujer tuvo que ser hospitalizada durante la primera ola de contagios, a los cinco días se le dio de alta y no volvió a registrar síntomas del virus.


Luego de dos meses de recuperarse del coronavirus, la mujer, que padecía de cáncer de médula ósea, empezó nuevamente a tener fiebre, tos y falta de aire. Los médicos le practicaron una nueva prueba de coronavirus que dio positiva y la paciente fue internada otra vez en el hospital, donde falleció dos semanas después.

La paciente neerlandesa padecía también una enfermedad conocida como Macroglobulinemia de Waldenström, una forma rara de cáncer de médula ósea, por lo que su sistema inmunológico llevaba meses afectado por ello.

La viróloga neerlandesa Marion Koopmans destacó que hoy en día hay alrededor de 25 casos de reinfecciones conocidos en todo el mundo, y en la mayoría de los casos se desarrollaron síntomas menos graves que durante el primer contagio.

Así, los científicos asumen que las reinfecciones siguen «siendo excepciones», aunque Koopmans cree que «habrá más» pero matiza que «la pregunta importante sigue siendo si esto es algo típico del covid-19», porque en muchos casos el segundo contagio tuvo lugar tan solo dos meses de la primera infección.

Compartí: