Portugal, sin Cristiano Ronaldo, baja tras dar positivo por coronavirus, goleó sin grandes problemas a Suecia por 3-0 en el Jose Alvalade, con lo que sigue en disposición de seguir luchando por defender su corona de la Liga de Naciones, aunque en dura disputa con Francia, a la que guiaron Antoine Griezmann y Kilyan Mbappe en Zagreb, donde volvieron a ganar a Croacia (1-2) en la reedición de la final del pasado Mundial de Rusia 2018.


La campeona de Europa y de este novedoso torneo recibió ánimos a la distancia de su gran figura, ya en Turín tras viajar en un avión privado. Y los de Fernando Santos no fallaron ante el cuadro nórdico. Bernardo Silva asumió los galones, abrió la cuenta, y el sustituto de Cristiano, Diogo Jota, logró un doblete.

Muchos más apuros pasó la campeona mundial en el Maksimir de Zagreb, donde no pudo respirar hasta el final ante una combativa Croacia que, guiada por Luka Modric, vendió muy cara su derrota.

El cuadro de Didier Deschamps comenzó pletórico, lo confirmó Griezmann con un magnífico tanto a los 8 minutos, pero los ajedrezados poco a poco se fueron creciendo hasta que Nikola Vlasic culminó con un disparo que sorprendió a Hugo Lloris (m.64). Croacia fue a más pero la calidad acabó por decidir. Un gran pase a la banda a Lucas Digne lo transformó el lateral zurdo, sin dejarla caer, en un perfecto a envio a Mbappe, que no perdonó y se alivió tras un encuentro discreto. Aún así los balcánicos apretaron hasta el pitido final.

La victoria de franceses y lusos les mantiene igualados a 10 puntos y les confirma como únicos aspirantes a progresar a la fase final. Croacia y Suecia no tienen ni una sola opción.

Robert Lewandowski se encargó el sólo de impulsar a Polonia a la cabeza del grupo 1, favorecido el conjunto centroeuropeo por el empate en Bérgamo entre Italia y Países Bajos.

El atacante forzó la temprana expulsión de Anel Ahmedhodzic, logró un doblete y asistió a Karol Linetty para que marcara el segundo tanto de Polonia ante una Bosnia Herzegovina que poco pudo hacer (3-0). En inferioridad y sin Miralem Pjanic desde poco después de la media hora, no tuvo ninguna opción. Sobraron los treinta últimos minutos.

Polonia domina la clasificación con un punto más que Italia y dos respecto a Países Bajos, que sacó un empate de gran valor en Bérgamo. Un refuerzo para Frank de Boer, cuyo inicio en el cargo de seleccionador tras relevar a Ronald Koeman había dejado algunas dudas.

Ni el hecho de que Lorenzo Pellegrini adelantara al equipo de Antonio Conte en el tramo inicial arredró a la ‘oranje’, que igualó antes de la media hora con una diana de Donny van de Beek, esta vez titular.

Bélgica también tomó impulso merced a su victoria en Reikiavik ante Islandia (1-2) con un doblete de Romelu Lukaku y a la inesperada derrota de Inglaterra ante Dinamarca (0-1) en Wembley.

La zaga de Gareth Southgate sufrió un cortocircuito total que le costó el partido ante Dinamarca (0-1), primero con una innecesaria expulsión de Harry Maguire y tres minutos más tarde con un dudoso penalti de Kyle Walker que materializó Christian Eriksen en su partido número 100 con la selección danesa.

El cuadro que dirige el español Roberto Martínez, por lo tanto, domina el grupo 2 con nueve puntos, dos más que Dinamarca y que Inglaterra, mientras que Islandia queda última sin puntuar.

Austria y Noruega se jugarán el ascenso por el grupo 1 de la Liga B, tras vencer a Rumanía en Ploiesti (0-1) y a Irlanda del Norte (1-0); Escocia se escapa en el 2 al derrotar a República Checa (1-0) en Hampden Park; Rusia, pese a empatar a cero en Moscú ante Hungría, retiene la primera plaza del 3; y Gales lidera el 4 al ganar por 0-1 a Bulgaria en Sofía.

Sobresalió en el 2 la remontada de Israel ante Eslovaquia (2-3) gracias a un triplete de Eran Zahavi, y la reacción, dentro del grupo 3, de Turquía ante Serbia (2-2), que llegó a disponer de dos tantos de ventaja.

Haris Vuckic, delantero del Zaragoza, logró un triplete para liderar la goleada de Eslovenia en Moldavia (0-4), lo que le catapulta al frente del grupo 3 de la Liga C por delante de Grecia, que no pasó del 0-0 ante Kosovo.

Armenia, dirigida por el español Joaquín Caparrós, mantiene sus opciones en el grupo 2 de esta Tercera división, tras empatar a uno en Estonia. Un punto le separa de Macedonia del Norte y Georgia, que dominan la serie con seis tras firmar el mismo resultado en Skopje.

Bielorrusia se quedó sola en cabeza del 4 gracias a un 2-0 sobre Kazajistán y al 0-0 que cedió Lituania frente a Albania.

Las dos últimas jornadas de esta Liga de Naciones se disputarán entre el 14 y el 18 de noviembre. EFE

Compartí: