Descargar el Audio

Edith Ortíz, presidenta de la Organización Pako Alaja, mencionó que hace unos días recibieron la denuncia de que los encargados de una estación de servicio en Lambaré dieron la orden de que se deshagan de un peludito que ingresó al baño de su local para resguardarse.


Explicó que Perruchino, es un perrito anciano callejero pero que siempre vivió en el barrio cuidado por vecinos. Mencionó que las señoras que lo cuidaban cada día iban junto a los trabajadores de la estación para “suplicar” información sobre el paradero del animalito.

«Antes de hacer publica esta búsqueda quiero dejar en claro que intenté hablar con los responsables de esta estación de servicio pero lastimosamente no logré tal cosa, por lo que tuve que realizar una denuncia pública y con el poder de las redes sociales en 20 minutos algunas personas nos brindaron datos de este acto cruel y nos dieron pistas de en qué barrio estaría Perruchino», señaló.

«Se hizo el rastrillaje sin suerte y no dábamos con él, luego contactó conmigo la gente de la empresa mediarían para que los responsables nos contacten y nos den una respuesta, pero eso no se dio, logramos rescatar a Perruchino, se puso a llorar porque lo llevaron en un barrio desconocido»

Agregó que un hombre, Juan Sebastián Cabral, se contactó con ella a fin de notificarle que encontró a Perruchino en su barrio llorando y desorientado. Refirió que fue entregado a una familia que lo llevó a una veterinaria, donde diagnosticaron de erliquiosis canina  al peludito.

Compartí: