Rusia superó hoy los 14.000 contagios diarios de COVID-19 tras alcanzar la cifra de 14.231, con lo que mantiene la tendencia al alza que se observa en el país desde finales de agosto, sin que de momento las autoridades se decidan a imponer restricciones severas.


En total desde el inicio de la pandemia se han detectado 1.340.409 casos en Rusia, de los cuales han fallecido 23.205 tras sumar 239 decesos en las últimas 24 horas.

El ministro de Sanidad ruso, Mijaíl Murashko, constató este miércoles que «el número de contagios durante esta semana creció de 41 a casi 53 personas por cada 100.000» en el país.

Esto representa, «en comparación con la semana anterior, un incremento cercano al 26 %», afirmó durante una sesión de la Cámara baja del Parlamento ruso dedicada a temas de salud.

Murashko informó que el país ha destinado cerca de 300.000 millones de rublos (3.888 millones de dólares) a apoyar a las regiones rusas en su lucha contra el coronavirus.

El titular de Sanidad señaló que estos recursos fueron utilizados para mejorar las condiciones hospitalarias, pagos adicionales a los empleados del sector de la salud y en el envío centralizado de ambulancias.

Aunque el número de contagios continúa en aumento, las autoridades rusas han optado por no tomar medidas drásticas y reiterar los llamamientos a mantener el distanciamiento físico, continuar usando mascarillas y velar por la higiene personal.

Moscú, donde se han cerrado las escuelas, a los enfermos crónicos y mayores de 65 años se les ha recomendado permanecer en sus casas y se promueve el teletrabajo, sigue siendo el principal foco infeccioso del país.

En la última jornada la capital rusa ha registrado 4.573 nuevos casos de COVID-19.

Según las autoridades sanitarias, esto significa un incremento del 31,7 % en comparación con la semana anterior.

El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, recordó hoy en su blog que esta semana concluyen las vacaciones escolares de otoño, e informó que los alumnos de primer a quinto grado se reincorporarán a las clases normalmente, mientras que los de los grados del sexto al undécimo año reanudarán sus estudios a distancia.

Según la administración capitalina, esta decisión se debe a que el número de contagios en escolares es mayor en los alumnos de la enseñanza media. EFE

Compartí: