Descargar el Audio

El concejal con permiso de Asunción, Augusto Wagner fue convocado por el titular de la Cámara de Diputados para asumir la banca de Celeste Amarilla, suspendida por 60 días. Surgieron cuestionamientos con su convocatoria, en base al artículo 156 de la Constitución Nacional que habla de las incompatibilidades en la gestión de los legisladores y la función pública. Según Wagner, no hay motivos para que renuncie ya que un concejal no es un funcionario municipal. 


«Los concejales no son funcionarios, son electos. Yo recibí la invitación del presidente de la Cámara de Diputados. No voy a renunciar, ¿Por qué voy a renunciar? Yo no soy funcionario de la Municipalidad, yo fui electo. Nosotros no aportamos nada, no tenemos ningún pago a la jubilación», refirió Wagner.

El artículo en cuestión dice que: “Podrán ser electos, pero no podrán desempeñar funciones legislativas, los asesores de reparticiones públicas, los funcionarios y los demás empleados a sueldo del Estado o de los municipios, cualquiera sea la denominación con que figuren y el concepto de sus retribuciones, mientras subsista la designación para dichos cargos”.

Compartí: