La policía «neutralizó» a tiros, poco antes de las seis de la tarde del viernes, a un individuo que había decapitado a un hombre solo, en las inmediaciones de un establecimiento escolar, en Conflans-Sainte-Honorine (departamento de Yvelines), al oeste de París.


Según el vespertino «Le Monde», la víctima sería un profesor de historia y geografía y en una de sus últimas clases habría dado una lección o habría hecho comentarios sobre la libertad de expresión, en relación con el comportamiento del semanario satírico «Charlie Hebdo» y su publicación de las legendarias caricaturas de Mahoma que estuvieron en el origen de la matanza yihadista del mes de enero del 2015.

Ante ese dato, sensible, la Fiscalía anti terrorista intervino con mucha celeridad, iniciado la instrucción de un asesinato aparentemente relacionado con la «fiebre» musulmana y yihadista que estalló en Francia y varios países musulmanes, tras el inicio del proceso de los cómplices de la matanza yihadista del mes de enero de 2015, en la sede del semanario satírico «Charlie Hebdo».
Según las primeras filtraciones policiales, el asesino es un francés de confesión musulmana, residente en la «banlieue», los suburbios del oeste y el norte de París. Tras degollar a un hombre solo, en Conflans-Sainte-Honorine, el asesino habría intentado huir, pero fue descubierto muy pronto. Cuando los policías le pidieron que abandonase el cuchillo de cocina que llevaba en la mano, ensangrentada, el individuo se negó haciendo gestos «agresivos y amenazantes».

Según algunas fuentes policiales, el agresor habría sido «neutralizado» con rapidez. A su lado, en el suelo, yacía el cuerpo de su víctima, decapitado. A última hora de la tarde, el ministerio del Interior no había precisado si la «neutralización» era una herida muy grave o mortal, que habría puesto fin a la vida del criminal.

Los policías tardaron en poder aproximarse al hombre «neutralizado», ya que era muy visible un chaleco con explosivos y fue necesaria una primera operación, antes de poder aproximarse.

Según otra versión de la «neutralización», el asesino habría conseguido huir hasta un pueblo próximo, Eragny (Val-d’Oise), donde fue «herido gravemente» y finalmente «neutralizado».

La Dirección general de la seguridad interior (DGSI) montó con extrema celeridad una gran operación de «peinado» de toda la «banlieue» oeste y norte de París, donde los «incidentes» violentos se suceden ininterrumpidamente desde hace meses.

Fuente: ABC.ES

Compartí: