“La página oficial de la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud indica, que debido a la pandemia de COVID-19, se establece el 17 de octubre para conmemorar el Día Mundial de la Hipertensión. Revela que la hipertensión arterial afecta más del 30% de la población adulta mundial y es el principal factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares, especialmente enfermedad coronaria y enfermedad cerebrovascular, pero también para la enfermedad renal crónica, la insuficiencia cardíaca y la demencia”.


El Dr. Marcos Martínez, Nefrólogo del Hospital de Clínicas explicó que el 17 de mayo es el día mundial de la Hipertensión Arterial (HA), pero las actividades quedaron postergadas por la pandemia y fueron reprogramadas para el sábado 17 de octubre.

El objetivo de la conmemoración es concienciar a la población en general con respecto a los riesgos de la patología. La hipertensión arterial o presión alta es una enfermedad muy prevalente, afecta a más del 30% de la población adulta en Paraguay y en el mundo”, apuntó el profesional.

La hipertensión arterial es una enfermedad importante al ser principal factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares, especialmente la enfermedad coronaria y enfermedad cerebrovascular, es decir, el infarto agudo del miocardio y el accidente cerebrovascular o derrame. También representa un agente de riesgo muy importante para el desarrollo de la enfermedad renal crónica, así como la insuficiencia cardiaca, la demencia y otras patologías que afectan a gran parte de la población en general.

El Dr. Martínez dijo que la HA afecta a todos los grupos etarios, hombres y mujeres, inclusive se puede desarrollar desde la infancia. Pero la HA esencial es una patología que afecta principalmente a la población adulta. “Sobre esta enfermedad, lo importante es realizar el diagnóstico en la etapa inicial para iniciar un tratamiento y controlar la presión arterial. Porque vemos que en primer término existe un porcentaje muy elevado de la población en general que no se conoce hipertenso; luego se tiene otro grupo de pacientes que se conoce hipertenso, pero no se trata. Por último, está el conjunto de pacientes que se conoce hipertenso, se trata, pero no llega a los valores establecidos como objetivos para tener un buen control de la presión arterial”, apuntó Martínez.

El médico nefrólogo indicó que existe una estrecha relación entre la hipertensión arterial y la enfermedad renal; de hecho es la segunda patología más frecuente, por detrás de la diabetes, como causa de enfermedad renal crónica terminal y diálisis, en Paraguay y en el mundo.

Medidas generales para prevenir y manejar la HA

En primer lugar el especialista mencionó que se debe reducir el consumo de sal. “La sal es un agregado que se relaciona muy estrechamente con el mal manejo de la HA; siempre se sugiere una dieta saludable, no fumar, evitar la ingesta de alcohol, mantener un peso sano y la realización de actividad física diaria, factores importantes para mantener control de la presión alta

Explicó que muchas veces la medicación y los hábitos nutricionales no son suficientes para lograr el control de la presión, entonces se debe llevar a cabo ejercicios físicos de manera diaria.

Por último, el nefrólogo destacó la importancia de acudir a los controles médicos para poder llegar a un diagnóstico temprano y conversar con el médico tratante sobre los valores de la presión arterial. “El paciente debe conocer sus niveles de presión arterial y saber si se encuentra dentro del rango normal o si es elevada”, finalizó.

Compartí: