Robert O’Brien, asesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense, Donald Trump, inició este lunes una visita oficial a Brasil en la ciudad de San Pablo con la firma de una serie de acuerdos que incluyen inversiones millonarias en el país sudamericano.


Esta es la segunda visita en apenas un mes de un alto funcionario de la Administración Trump a Brasil en plena campaña electoral en Estados Unidos, tras una polémica escala del secretario de Estado, Mike Pompeo, en una región fronteriza con Venezuela.

Ese viaje se centró entonces en la situación de Venezuela y provocó una ola de críticas por parte de legisladores y ex cancilleres brasileños que interpretaron la visita de Pompeo como una acto de “provocación y hostilidad a una nación vecina”.

La agenda de O’Brien tuvo, al menos en San Pablo, un acento marcadamente económico. El asesor de Trump se reunió con ejecutivos de empresas de ambos países en la sede de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP), la patronal más influyente de Brasil.

O’Brien afirmó a los periodistas que la alianza entre Brasil y Estados Unidos es “muy importante” por ser dos países “democráticos”, de “tamaños semejantes”, y manifestó el deseo de la Administración Trump de estrechar aún más los lazos con el Gobierno de Jair Bolsonaro. En su opinión, el potencial de colaboración económica y política entre ambos países es “realmente ilimitado”. Estados Unidos es el segundo mayor socio comercial de Brasil, superado solo por China.

“El pueblo brasileño ama al pueblo estadounidense y el pueblo estadounidense ama al pueblo brasileño, y creo que la relación entre Trump y Bolsonaro es un ejemplo de ello”, afirmó. También valoró positivamente los tratados de inversión para un “futuro acuerdo comercial” entre las dos potencias, algo que deberá hacerse “paso a paso”.

Por su parte, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo este lunes que las relaciones de Brasil con Estados Unidos están en su mejor momento y anunció tres acuerdos de facilitación del comercio para garantizar buenas prácticas y detener la corrupción. “Este paquete triple podrá reducir la burocracia y generar aún más crecimiento en nuestro comercio bilateral con resultados beneficiosos también para el flujo de inversiones”, dijo Bolsonaro en una cumbre virtual organizada por la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

Desde que asumió la Presidencia de Brasil el 1 de enero de 2019, Bolsonaro, líder de la extrema derecha brasileña y declarado admirador de Trump, ha centrado sus esfuerzos diplomáticos en estrechar su relación con Estados Unidos.

Fuente: Infobae

Compartí: